Mario Yepes: «Deportivo Cali tiene chances reales de clasificar»

Comment

deportes

Deporcali duro trayecto.

La irregular campaña del Deportivo Cali en el rentado nacional sigue siendo materia de preocupación. A cuatro jornadas de finalizar el torneo, los números tienen saldo rojo y con un estrecho margen de error para clasificar a las instancias finales.

El rendimiento no convence y la expectativa por mejorar en las últimas fechas no son las mejores.

Deportivo Cali hoy es once en la tabla de posiciones con 22 unidades, a dos de Millonarios, que ocupa el octavo lugar.

De acuerdo con las proyecciones, el número ‘mágico’ para alcanzar un lugar en el selecto grupo  de los ocho podría estar sobre 31 puntos. Con ese umbral el cuadro verdiblanco estaría obligado a sumar tres victorias y un empate para pensar en seguir con vida.

Lo que se viene será una oportunidad para revertir una situación que ha sido más de frustraciones que de alegrías.

El próximo sábado ante el Junior de Barranquilla, en Palmaseca, será el primer paso para lograr una victoria que genere confianza al interior del plantel.

En la mente del cuerpo técnico solamente está en seguir trabajando de la mejor forma para afrontar lo que los mismos jugadores han denominado como unas verdaderas ‘finales’.

El técnico  Mario Alberto Yepes fue autocrítico a la hora de analizar el actual rendimiento del cuadro verdiblanco.

El miércoles, en contacto con los medios de comunicación de la capital vallecaucana, el estratega envió un mensaje directo y claro sobre lo que se viene en la recta final del rentado nacional.

¿El último partido fue el que menos satisfecho lo dejó?

Me dejó triste porque veía cómo había trabajado el equipo en las últimas dos semanas y realmente pensé que  podíamos hacer diferencia y no se logró. La derrota ante Alianza Petrolera fue justa porque no generamos ni una opción clara de gol durante 90 minutos.

Usted se ha venido refiriendo al tema de la actitud del equipo, ¿eso le preocupa?

Yo pienso que la actitud de los muchachos en el entrenamiento, de querer hacer las cosas, está latente, el problema es que esa misma actitud no se va reflejada en el juego.

¿Cómo contrarrestar y mejorar esa parte?

Es un tema que se ha hablado con el equipo, esto es algo que tenemos que trabajar todos.

¿Considera que hay indisciplina táctica de su equipo?

Veo que hay cosas que se hacen, se preparan en la semana y no se realizan en los partidos. Eso pasó en el último compromiso.

¿Qué es lo que no ha podido entender el equipo de lo que usted pretende?

Hay una diferencia grande entre lo que fue el partido con Bucaramanga al que se jugó con Petrolera con el mismo equipo, salvo la ausencia obligada de Hárold Preciado por lesión. No hemos podido encontrar la solución a esas dos facetas que demuestra el equipo.

¿Se tienen los argumentos futbolísticos para cambiar la historia?

Los argumentos están y vamos a tratar de cambiar la situación en estos cuatro partidos. Acá no hay reproches por el trabajo que se hace, lo que sucede es que eso no se ve reflejado cuando llega el momento de los partidos.

¿Siente que se le está acabando el tiempo como entrenador del Cali?

En el trabajo hay tranquilidad  y hay convicción. La idea que se tuvo desde que llegamos al Deportivo Cali es pensar que esta institución debe parecerse a equipos que hacen bien las cosas como Atlético Nacional y no esperar que pasen diez años para ganar un nuevo título.  Esa convicción y esos deseos requieren de un tiempo.

El Cali es una de las instituciones que menos respeta los procesos, ¿está con tranquilidad de cara a lo que viene?

Es precisamente por ese de tipo de razones que el Deportivo Cali se demora mucho tiempo en conseguir resultados positivos. Nosotros queremos sacar resultados inmediatos, pero es difícil. Esto no es nada nuevo, se sabía desde que llegamos.

¿El Cali como equipo grande está para aguantar procesos?

El tiempo y las decisiones lo dirán. Es un hecho recurrente en todas las instituciones. Uno debe saber lo que pasa y sucede en los clubes adonde uno llega. Para mí no es una sorpresa.

¿Ha detectado qué pasa en el fondo del equipo para no reflejar su idea?

En algunos partidos como local se ha hecho lo que se entrena en la semana. Cuando vamos de visita es donde más nos cuesta y allí está el gran problema.

¿En este momento qué le preocupa más de su equipo?

Sin duda que el funcionamiento desde lo ofensivo. El Cali pasó de ser  un equipo que marcaba mucho goles a marcar pocos. Nos falta equilibrio, sobre todo en ese sentido.

¿Cómo se siente cuando un sector de la hinchada pide su salida?

Uno debe respetar todas las opiniones así las comparta o no. Vamos a esperar estos cuatro partidos y cuando termine el campeonato se mirará lo qué vaya a pasar. Estoy enfocado en lo que se pueda hacer el sábado.

No le da tristeza a usted  que siendo un ídolo del Cali se tenga que ir por la puerta de atrás si no logra los objetivos…

Las decisiones no pasan solo por Mario Yepes, pasan por muchos factores y debe existir un compromiso de toda la gente del Cali.

¿La realidad es muy diferente a la que usted imaginaba como técnico?

Yo me lo había imaginado así y en el Deportivo Cali. Esto era algo que yo quería, nadie me obligó a hacerlo, no quise comenzar en otra parte por estar acá.

¿Ha hablado en estos últimos días con los directivos?

La verdad, no he podido dialogar con el Presidente después del partido que perdimos con Petrolera.

¿Si no se clasifica, termina siendo un fracaso?

En este momento la tabla dice que estamos afuera, pero hay chances reales de clasificar, después se harán los balances.

tomado de www.eltiempo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *