Las fortalezas del Chile que Colombia deberá enfrentar.

Comment

deportes

 

El equipo de Juan Antonio Pizzi le apuesta a la tenencia, pero alterna con transición rápida.

Un mal capítulo, y hasta quizá dos, no son el final de una historia. Así lo demostró Chile en la Copa América Centenario, el rival de Colombia el próximo miércoles en la semifinal del campeonato.

Una derrota con Argentina, 2-1, un triunfo sufrido contra Bolivia, 2-1, con un penalti inexistente, fueron los primeros pasos de los australes; Juan Antonio Pizzi recibía muchas críticas, además tenía el precedente de un comienzo regular en la eliminatoria.

Pero el estratega fue modificando su esquema. Empezó con un 4-2-2, en la derrota contra la albiceleste, y cambió al 4-3-3 que le permitió lograr tres triunfos consecutivos y desplegar el buen fútbol del 7-0 sobre México.

Esa formación táctica pretende sobre todo salir por los costados aprovechando la velocidad de Alexis Sánchez, por la izquierda, y de Edson Puch, por la derecha, quienes con su desborde buscan a Eduardo Vargas, goleador de la Copa América con seis tantos.

Pero Pizzi tendrá un problema para el encuentro contra Colombia: no podrá contar con Arturo Vidal por acumulación de amarillas, un hombre que se junta con Sánchez y hacen vivir pesadillas a sus rivales.

Esa tarea la tendrá, probablemente, Mauricio Silva, un hombre que estuvo tres temporadas en Juventus y ahora juega en Olympique de Marsella; un futbolista de mucha experiencia. Aunque es diestro, en varias ocasiones ha jugado con su perfil cambiado.

Infogafía ETCE

El jugador de Chiapas Francisco Silva es otra alternativa. En todo caso, con cualquiera de los dos nombres el equipo austral perderá peso en la ofensiva y esa asociación por la zona izquierda.

A pesar de que le gusta la velocidad, Pizzi también aprecia la tenencia de pelota: “Mientras más la tengamos nosotros, menos la tendrán ellos”, es una de las frases del técnico argentino.

Es tanto el peso que tiene esa zona para Chile que en su victoria arrolladora sobre los mexicanos, su ataque por ese sector representó un 44,3 por ciento.

Variantes tácticas

Hay un nombre que no se lleva muchos flashes, pero es clave para que otros compañeros se lleven los focos de las cámaras, Marcelo Díaz. El volante ‘5’ del Celta de Vigo es valioso para Pizzi, ya sea en el 4-3-3 con la ayuda de Charles Aránguiz, por la derecha, o Vidal, por la izquierda, y más cuando queda como única cabeza de área en el momento en que esos dos compañeros de marca lo dejan a solas para ir al ataque, pues entonces él continúa batiéndose contra los rivales. No en vano tiene 18 recuperaciones de balón.

Cuando pasa eso, Chile queda con un 4-1-2-3 y ahí son importantes dos hombres en la zaga, Gary Medel y Gonzalo Jara, que se encargan de mantener el orden y el equilibrio.

Y mientras tanto, Aránguiz y Vidal, contra Colombia será Isla o Silva, tienen la labor de asociarse y darle juego a los tres de arriba. Chile es un equipo con variantes y buenos jugadores, por eso ganó la Copa América del 2015.

tomado de www.eltiempo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *