Colombia, semifinalista de la Copa América luego de 12 años.

Comment

deportes

En la definición por la vía de los penales, la Tricolor se impuso 4-2 a Perú, luego de igualar durante los 90 minutos sin goles.

Colombia sufrió, pero lo logró. La Amarilla se impuso esta noche en los penales 4-2 ante el seleccionado del Perú y se clasificó a las semifinales de la Copa América Centenario. James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado, Dayro Moreno y Sebastián Pérez se mostraron impecables desde los doce pasos, mientras que David Ospina, la figura del partido, sentenció la llave atajando uno de los cobros del rival.

La Amarilla, que vuelve a una semifinal de Copa América luego de 12 años, conocerá este sábado a su rival, que saldrá del vencedor de la llave entre México y Chile.

No fue la mejor presentación de la selección Colombia. Los dirigidos por José Pékerman no lograron engranar su juego en los 90 minutos, permitiendo que Perú, con un planteamiento táctico definido, controlara la ofensiva tricolor sin mayores problemas.

No fue la noche de James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado y Edwin Cardona, que estuvieron totalmente desconectados. El ‘10’ lo intentaba por momentos, pero sucumbía ante la pierna fuerte del rival. Cuadrado se excedía en la individual, mientras que Cardona se mostraba errático, lento y carente de ideas.

El gran sacrificado adelante fue el porteño Carlos Bacca, que no recibió ni una pelota clara de gol. El atacante del AC Milan fue frenado con facilidad por la defensa inca, que se impuso en los mano a mano y en el juego aéreo, esta última, la vía que más intentaba explotar la Amarilla sin mayor éxito.

La más clara de la etapa inicial, y del partido en general, llegó en los pies de James, que estrelló su remate en el vertical. A partir de ahí todo el partido se desarrolló prácticamente en el centro del campo, con una selección peruana que cerró sus líneas, armando una muralla impenetrable por la ofensiva tricolor.

La etapa complementaria fue una radiografía de la primera parte, con una Colombia pasada de revoluciones, que no lograba conectar tres pases seguidos, ni mucho menos generar una acción clara de gol en los predios del arquero Pedro Gallese.

José Pékerman movió sus fichas -tarde, pero lo hizo- intentando buscar claridad y socios para su tridente estrella, conformado por James, Cuadrado y Bacca. Pero falló en el intento. Dayro Moreno no ingresó con la claridad suficilheraldo.comente para generar fútbol y Colombia siguió perdida en el campo, sin un guía que le despejara el camino a semifinales.

La suerte estaba echada, todo se definiría desde los doce pasos. Así como en la Copa América de Argentina 2011, Colombia y Perú volvían a jugar la vida en el torneo continental en los penaltis, esos que hace cinco año enviaron a Colombia a su casa, cabizbaja y de forma tempranera, y hoy llenaron de alegría a todo un país, que ve a su Selección ubicada entre las cuatro más fuertes del continente.

tomado de www.e

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *