James guía la clasificación de la Selección Colombia

Comment

deportes

James Rodríguez marca su segundo tanto en el certamen y el segundo en la victoria de Colombia sobre Paraguay.

Colombia venció el martes 2-1 a Paraguay, en el estadio Rose Bowl, y se convirtió en la primera selección instalada en cuartos de final.

La Selección Colombia se encomendó este martes a la magia de James Rodríguez —duda hasta último momento por sus molestias en el hombro izquierdo— para vencer con justicia (2-1) a una dura Paraguay, que vendió cara su derrota, protagonizando una sorpresiva reacción en la segunda parte.

Esta valiosa victoria le brinda a la tricolor el pase a cuartos de final de la Copa América Centenario, ya que el equipo de José Pekerman lidera el Grupo A con seis puntos, mientras que la Albirroja se jugará su pase a la siguiente ronda en el último partido de la fase de grupos contra Estados Unidos.

Colombia en su regreso al estadio que vio su eliminación en el Mundial de 1994 y ante el apoyo de un público entregado, fue testigo de un partido espectacular de James, con desborde, creatividad, ingenio y gol.

Tocaba y tocaba la Amarilla en los primeros instantes, siempre con orden y precisión, utilizando a Farid Díaz y Juan Cuadrado como misiles por las bandas y a James y Sebastián Pérez muy activos en la creación ofensiva.

Al minuto 12, irrumpió la alegría colombiana con un gran cabezazo de Bacca, elevándose por encima de Samudio, tras asistencia desde el córner de James.

En el minuto 30, Bacca iba a devolver el favor a James y, tras una gran jugada personal, a la que contribuyó Cardona con su asistencia final, la estrella del Real Madrid la enchufó en el área cruzándola al palo derecho.

El delantero del AC Milán era el estilete de un equipo que mostraba un despliegue descomunal y que únicamente bajó la guardia poco antes del descanso, permitiendo la reacción del rival.

El paso por vestuarios sirvió para que Paraguay se recompusiera y avisara nuevamente de su peligro a balón parado, especialmente con un preciso cabezazo de Gómez, que propició una magnífica estirada del cancerbero del Arsenal.

Colombia, reducido a los chispazos de brillantez de James, había bajado varios peldaños en cuanto a intensidad y jerarquía sobre el campo, y cedió casi por completo el dominio del balón a su contrincante, consciente de que debía atacar por todos sus medios.

Y así llegó la recompensa para el equipo guaraní por medio de un precioso derechazo cruzado desde fuera del área con factura de Ayala. Un tanto que supuso una inyección de confianza y fe para los de Ramón Díaz, completamente lanzados a por el empate.

Pero la expulsión de Óscar Romero en la recta final complicó definitivamente la heroica tarea que había emprendido Paraguay.

tomado de www.elheraldo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *