Juventus volvió a desnudar la peor versión de Barcelona: le ganó 3-0

Comment

deportes

Dos goles de Paulo Dybala y uno de Giorgio Chiellini, sentenciaron a un pálido equipo ‘culé’.

Juventus salió con el objetivo de ponerse en ventaja muy temprano. Adelantó sus líneas y abrió por las bandas su juego de ataque. Así fue como a los 7 minutos Juan Guillermo Cuadrado apareció dentro del área, por la derecha, y asistió a Paulo Dybala, quien se volteó y definió de zurda para el 1-0.

Desde ese momento, Juventus le cedió el balón al rival, sin arriesgar en ataque y exponiéndose con una defensa muy cercana a su arco. Pero Barcelona no tuvo claridad para descifrar el cerrojo de los italianos. Solamente un gran pase de Messi pudo romper el muro Juventino, pero Iniesta se encontró con los brazos de Buffon y no pudo igualar.

En un nuevo ataque, esta vez por izquierda, Mario Mandzukic centró y con pierna izquierda definió Dybala para poner el 2-0, cuando el cronómetro apenas marcaba el minuto 22. Fiesta en Turín y confusión azulgrana.

Juventus no atacó en tantas ocasiones, pero lo hizo de manera ordenada y haciéndole daño a la débil defensa barcelonista. Mientras que las figuras ‘culés’ recibían el rigor de la fuerte marca de local.

Dani Alves fue amonestado por entrar con rudeza a Neymar y desde ese momento el equipo italiano cubrió más la zona derecha con Juan Guillermo Cuadrado. El primer tiempo terminó con Barcelona con la pelota, pero impotente.

Para la segunda parte, Barcelona sacó un hombre del cuarteto defensivo y arriesgó más. Siguió con la tenencia de la pelota, pero el dueño de casa se defendió como ‘gato patas arriba’ y mantuvo el cero en su arco.

A los 10 minutos del complemento, el defensa Giorgio Chiellini ganó en el fútbol aéreo y puso el 3-0 en el marcador, que desnudaba a la peor versión defensiva del Barcelona y ponía una ventaja mucho más clara en la llave.

Un polémico penalti, por mano de Chiellini, no fue pitado por el árbitro polaco Szymon Marciniak, pero sí salió golpeado Cuadrado, quien unos segundos más tarde (28 ST), salió para ser protegido porque cargaba una amarilla y no podían arriesgarlo pensando en el juego de vuelta.

El partido terminó con un Barcelona impotente con la pelota, sin la claridad y talento de otros partidos; y con Juventus haciendo gala de su fortaleza defensiva y su peligrosidad en cada embestida.

El juego de vuelta se disputará el próximo miércoles 19 de abril, en el estadio Camp Nou, en donde Barcelona esperará otro milagro y Juventus una gesta que lo lleve a semifinales.

tomado de www.futbolred.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *