Agónico triunfo del América: remontó 2-1 a Rionegro Águilas

 

Se hablaba de una pequeña luz matemática, a la que se aferraba ‘Pecoso’ Castro antes del comienzo de juego. Los números mostraban 17 puntos en el puesto 13 y ganar los 12 que restaban por jugar para esperar un milagro que al final se dio Los goles de Humberto Osorio Botello, el juvenil John Quiñones Saya y el venezolano Fernando Aristeguieta dejaron a los anfitriones aún con opción de clasificarse a los ‘play offs’.

El final del primer tiempo dejó ganador al visitante, que se defendió al extremo después de lograr la ventaja parcial. Cuando el árbitro bolivarense Carlos Ortega puso a sonar por primera su pito América estaba confirmando su eliminación, porque el empate no le servía. Pero las cosas variaron en el complemento para un ajustado truinfo rojo.

El equipo antioqueño se puso en ventaja al minuto 7 tras un centro de Estéfano Arango por derecha en una acción en la que Pablo Armero no llegó al cierre, vino el balón arriba al área con una mala medición de Diego Herner y Humberto Osorio Botero cabeceó a la base del palo derecho para lograr la ventaja parcial.

La constante en el torneo ha sido la defensa a ultranza de quienes se encuentran con la ventaja. Y Jorge Luis Bernal lo aplicó bien, juntó casi cinco hombres en el medio y dejó apenas a Osorio Botello para esperar cualquier error en la zaga roja.

En tres minutos los escarlatas desperdiciaron dos llegadas con Fernando Aristeguieta y Cristian Dájome, una situación que fue recurrente durante todo el segundo semestre. El venezolano tocó el balón desviado frente al arquero Álvarez y Dájome definió rastrero a la salida del uruguayo cuando tenía que haber escogido la parte alta del pórtico.

Falta de amor propio, parsimonia, ineficacia, impotencia, fueron sinónimos que se conjugaron al mismo tiempo en una tarde fría y lánguida. Los laterales aportaron poco en salida, volantes sin protagonismo y arriba Aristeguieta sin claridad. En esas condiciones no podía esperarse nada bueno en un equipo obligado a quedarse con los tres puntos, pero que con la derrota tampoco tuvo ningún tipo de reacción.

Ni siquiera hubo gestos de protesta de parte del técnico Castro en el banco, pero sí rechiflas desde las dos tribunas habilitadas, pese a que la asistencia fue pobrísima.

A los 42 Armero recibió pase de Pérez y remató al arco, pero el arquero Álvarez envió el balón al tiro de esquina. Y así se fueron los equipos a las duchas.

Para el complemento las cosas siguieron igual y a los 12 Osorio Botello estuvo cerca de marcar el segundo. Rionegro se conformó con la ventaja mínima y quitó el pie al acelerador

Los ingresos de Larry Vásquez y John Quiñones Saya le dieron un aire al local. Pedro Franco tuvo una opción de golpe de cabeza y salvó el golero Valencia, después fue Herner y a continuación Quiñones Saya, pero ninguno pudo marcar.

La fatalidad por poco pasa factura a los 79 en un centro desde la derecha y Larry Vásquez por poco convierte autogol. Pero vendría el empate de consolación, cuando Pedro Franco metió un servicio templado desde atrás y John Quiñoones Saya peinó a la salida de Juan Valencia para el 1-1 a los 38.

Aristeguieta se sacó la espina y a los 43 consiguió el tanto de la victoria con un cabezazo, dejando a su equipo con vida. La próxima fecha será rival de Junior en Barranquilla y tendrá que ganar de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *