Con Armitage tampoco habrá Ciudad Paraíso

Ya casi se van a cumplir diez años desde que el entonces alcalde Jorge Iván Ospina lanzó el proyecto de renovación urbana Ciudad Paraíso, y nada que se pone el primer ladrillo. Maurice Armitage quizás alcance a construir la primera manzana, pero seguro ya le tocará a su sucesor inaugurar este ambicioso proyecto para cambiarle la cara al centro de Cali.

Ciudad Paraíso surgió en 2009 con la idea de renovar este sector, conocido por tener varios expendios de droga y de venta y almacenamiento de reciclaje, con el fin de atraer nuevos habitantes y negocios.

Es un proyecto que abarca 30 manzanas y en el que, hasta ahora, hay una inversión privada de 50 mil millones de pesos y pública de 30 mil millones.

Una vez esté terminado el proyecto, en el centro habrá un centro comercial, la Estación central del MIO, apartamentos y locales comerciales y el búnker de la Fiscalía General de la Nación con sus oficinas en donde hoy están los barrios El Calvario, Sucre y San Pascual.

Pero para llegar a ese punto, aún falta mucho.

Según Nelson Londoño, gerente de la Emru, en estos nueve años han comprado entre 300 y 315 inmuebles, no todos están desocupados y todavía hace falta comprar la mitad de los predios. Hasta el momento, de las 30 manzanas que hacen parte de Ciudad Paraíso sólo se han demolido tres manzanas completas y otras tres parcialmente.

Y aún falta negociar con los propietarios de San Pascual que se han convertido en la piedra en el zapato de Ciudad Paraíso porque algunos consideran que “la Emru sólo busca beneficiarse y no negociar para que ambas partes salgan favorecidas”, nos dijo Carlos Córdoba, presidente de la Veeduría y secretario de la Junta de Acción Comunal. Según Londoño, de los 432 predios del barrio, 154 se han ofertado y de los 100 donde viven los mismos propietarios 10 ya son de la Emru.

Pero la Junta de Acción Comunal y la Veeduría del San Pascual dicen que hay 270 propietarios, entre quienes residen y alquilan, que no consideran justos los precios que oferta la empresa que tiene como meta terminar la administración de Armitage con todos los predios comprados.

Lograr lo anterior es todo un desafío.

Los propietarios que ya vendieron temen irse de sus casas, aún cuando desalojar es uno de los requisitos para que les paguen.

Dos habitantes de El Calvario que vendieron sus casas desde el año pasado y que ya fueron demolidas dijeron que aún no reciben el dinero, incluso uno de ellos dijo que le deben cinco millones de pesos desde hace más de dos años. Pero la Emru dice que ha pagado todo y que sus retrasos sólo son de días y que se solucionan en menos de una semana.

Otra de las quejas de dos habitantes de El Calvario que nos hablaron es que los precios, tanto de vivienda como de servicios públicos que son muy económicos en la zona, no los van a conseguir más baratos en otros lado ni siquiera con la indemnización que les da la Emru.

En San Pascual, donde la mayoría de los negocios tienen que ver con la fábrica y venta de muebles y gran parte de los dueños son inquilinos, dicen que tampoco ven garantías para trasladarse.

Irse implicaría perder clientela y poner en riesgo su negocio como le pasó al dueño de un restaurante en el Calvario, que nos dijo que le dejó de ingresar más de la mitad de sus ganancias porque tuvo que trasladarse a otro barrio, perdió clientela, paga el doble de arriendo y dice que la Emru le dio menos de dos millones de pesos como indemnización.

Nelson Londoño les ha propuesto a los inquilinos que empiecen a pagar un local en el proyecto Ciudad Paraíso con el fin de ser propietarios de los primeros que se construyan, pero muchos comerciantes no saben cuándo será esto y desconfían de los tiempos de la Emru porque varias veces se han corrido las fechas para iniciar la construcción del proyecto.

Por el momento, en lo único que concuerda la comunidad y la empresa de renovación urbana es en evitar la expropiación y para eso deben llegar a acuerdos: los propietarios para tener una buena negociación y la Emru para contar con todos los predios y el consenso de los habitantes.

Ya en la alcaldía de Armitage se resignaron a no cortar la cinta del proyecto completo. Pero esperan a que por lo menos puedan inaugurar 650 de los más de 4000 apartamentos de Ciudad Paraíso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *